Streetremix/Audio meets people

Desarrollado en el marco de Interactivos?’14, en Medialab Prado
Presentación en vídeo
Blog del proyecto

Streetremix es un proyecto que estudia la intersección entre la actividad humana y el sonido en el espacio público, partiendo de dos puntos fundamentales de interés: la música como herramienta de interacción con el ecosistema humano y el arte sonoro como instrumento para la recogida de datos y lengua franca para su “visualización”.
Propone el desarrollo de un experimento de producción musical colectiva en el espacio público a través del cual observar los procesos de ocupación y uso de las calles, desarrollando un rol activo de observador-provocador. La música y el sonido en el espacio público definen hoy uno de los espacios de conflicto más intenso en el entorno urbano.
La politización del sonido y su clasificación como ruido es un proceso dialéctico permanente en nuestras metrópolis, cuyo desarrollo abarca cuestiones legales, técnicas y culturales.
Este conflicto marca una frontera que, como lugar de conflicto, es por definición una oportunidad de encuentro entre diversidades. La eliminación de las oportunidades de encuentro y desencuentro en el espacio público lo esteriliza, aplana la coexistencia y la silencia en un ruido blanco de fondo.

IMG_33072

Sin embargo todas las comunidades humanas han desarrollado un lenguaje musical propio como principal artefacto narrativo para la construcción y la transmisión de su identidad cultural, sino también como instrumento para el análisis de datos objetivos. Este proceso diseña un eterno bucle entre identidad y representación: la música expresa ideas e historias a la vez que las inventa y les da forma.

La música es también una herramienta a través de la que se pueden observar y visualizar fenómenos haciéndolos fácilmente entendibles.

El tránsito de las personas en una plaza, por ejemplo, tiene un ritmo hecho de loops, crescendo, melodías y armonías. Esta consideración, más allá de una lectura puramente sinestésica de los fenómenos, nos lleva a considerar que la música puede ser una herramienta extremadamente poderosa para la recogida y la “visualización” de datos.

El propósito de Streetremix es sonorizar el espacio público, experimentando la transformación de la calle en un lugar para la producción colaborativa, convirtiendo los elementos que componen el micro-paisaje urbano en instrumentos musicales que los transeúntes activan con su presencia y sus gestos.
¿Qué puede ocurrir si “de-semantizamos” y “de-culturalizamos” la emisión musical en la calle, transformando el mobiliario urbano en instrumento musical y haciendo que las personas produzcan música con su simple tránsito o con su ocupación del espacio?

20141120_171712
La idea a la base de Streetremix es traducir en mensajes musicales los comportamientos de las personas en el espacio público, y de esta manera monitorearlos y estimularlos. Podemos trazar los flujos de transito de las personas en una calle convirtiendo sus pasos en una caja de ritmos, u “observar” qué melodías producen las trayectorias que las personas siguen. Pero también podemos intervenir en el contexto, intentar provocar comportamientos o modificarlos a través de la música, ser observadores y agitadores al mismo tiempo.

StreetRemix propone un primer acercamiento a esta práctica, con el objetivo de desarrollar en formato abierto y colaborativo los dispositivos que permitan esta sonorización del mobiliario urbano, a la vez que la ideación de experimentos que puedan ser prototipos de nuevas prácticas de observación y agitación de las actividades espontáneas de las personas en el espacio público. Tiene la ambición de generar un proceso de creación colectiva instantánea, y de producir a través de él una lectura multidisciplinar de la normalidad urbana.

Por ejemplo, podemos sonorizar una pequeña plaza haciendo que los transeúntes activen distintos loops de batería, y que las personas sentadas en los bancos controlen una melodía. A partir de allí podemos observar de qué manera el resultado musical describe los flujos dentro de la plaza y a la vez experimentar como la producción musical espontánea afecta los comportamientos de las personas.

También podemos convertir una parada de autobús en un macro controlador midi, y observar como éste puede dar lugar a jam sessions improvisadas estimulando procesos de interacción o colaboración inesperados entre desconocidos. Las posibilidades son muchas, y todavía no conocemos a dónde estos experimentos puedan llegar.

Por esta razón StreetRemix propone a la vez el perfeccionamiento de los dispositivos tecnológicos necesarios y la ideación de los prototipos de experimentos para poner en práctica. La metodología se tendrá que basar en la identificación de un caso de estudio, la definición de la hipótesis de trabajo y, una vez definidos estos, el desarrollo del dispositivo y su puesta a prueba. En su conjunto, el dispositivo para los experimentos de Streetremix se compone de unas periféricas de control con las que los usuarios interactúan, un ordenador portátil y un sistema de amplificación a batería. Es un dispositivo parásito de los elementos urbanos que nos rodean, capaz de convertirlos en instrumentos musicales y soundsystems.

El proceso produce dos tipos de documentación: una audiovisual con el registro de los experimentos y otra técnica con manuales de montaje y tutoriales que permitan la replicabilidad y la mejora de los dispositivos y de las prácticas realizadas. La parte técnica se basa en un instrumento hardware, que permite la conversión de señales eléctricas en señal midi, con la posibilidad de añadir sensores lumínicos, de presión, de aire.

Algunas partes del sistema están disponible en comercio, pero también se pueden desarrollar con Arduino. También abre el campo de la realización de controladores midi DIY o el reciclaje de antiguas periféricas que se puedan instalar en el espacio público. También la instalación de micrófonos de contacto puede integrar el sistema. La señal enviada por las periféricas se controla desde un software de producción musical. Hasta la fecha el sistema ha sido testado con softwares comerciales, pero es interesante experimentar softwares libres de producción musical como LMMS.

Partiendo de estos instrumentos se desarrolla la tarea de diseño y construcción de los dispositivos que permitirán la puesta en práctica de los experimentos. La amplificación del sonido se hace a través de altavoces bluetooth a batería o a través de altavoces por vibración, usando el mobiliario urbano como caja de resonancia.

Streetremix es un proyecto profundamente multidisciplinar.
Se dirige sobre todo a personas interesadas o activas en tecnologías creativas, expertos en hardware y software libres, así como cualquier persona procedente del arte sonoro y musical, arquitectura y urbanismo, antropología, sociología o artes visuales. El proyecto se encuentra ya en su primera fase de desarrollo.

De aquí al 13 de noviembre se avanzará con la preparación y el testeo de las herramientas, así como con los contactos con posibles colaboradores. Se dedicarán los primeros dos días de taller tanto a la introducción a las herramientas y los conceptos que se manejarán como al debate y la definición de los temas de trabajo. Los cinco días siguientes se centrarán en el trabajo por grupos, centrados en la producción hardware, la musical y sonora y los aspectos de análisis urbano y sociológico. Una vez preparado el experimento, se dedicará un día a su puesta en marcha, manteniendo los últimos dos días para la elaboración de la información y la documentación producida.

Advertisements